Saltear al contenido principal

Acerca de la Alianza Nacional TPS

¿Quienes forman la Alianza Nacional de TPS?

En junio de 2017, beneficiarios del estatus de protección temporal de Haití, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Nepal convocó en Washington D.C para formar la Alianza Nacional de TPS. La Alianza Nacional de TPS es formada y dirigida por beneficiarios del TPS de todo Estados Unidos, combinando actividades de promoción a nivel nacional para salvar a estatus de protección temporal para todos los beneficiarios en el corto plazo y elaborar legislación que crea un camino a la residencia permanente en el largo plazo. Varias organizaciones históricamente involucrados en la reñida batalla por derechos de inmigrantes han ayudado a levantar iniciativas de la Alianza Nacional de TPS a través de apoyo logístico y técnico.

¿Quienes forman la Alianza Nacional de TPS?

Aproximadamente 1,000 TPSianos participan en los comités y organizaciones de anclaje que forman la Alianza Nacional de TPS. Otros miembros son hijos ciudadanos de estados unido y inmigrantes y familiares de TPSianos, clero, organizaciones no lucrativas, líderes de la comunidad y otros interesados. Los TPSianos han creado comités locales en sus respectivos estados. Cerca de 35 comités existen en los Estados Unidos. Más de 10 organizaciones, grupos y sindicatos actualmente están proporcionando apoyo en diferentes niveles. Para los nombres de los comités miembros de Alianza Nacional de TPS, organizaciones y grupos aliados, consulte la lista al final de este documento.

¿¿Por qué están organizando ahora beneficiarios del TPS?

Nos organizamos colectivamente para preservar la equidad, el respeto y dignidad en los procesos de inmigración llevada a cabo por los Estados Unidos. No ha habido ninguna responsabilidad del gobierno por la creación de las condiciones insostenibles para las familias TPS ni un análisis adecuado de las condiciones del país en los procesos de toma de decisiones que han llevado a la terminación de la mayoría de las designaciones de TPS. DHS también no ha reconocido la situación injusta de miles de familias que podrían ser separadas y desplazadas debido a la falta de rendición de cuentas y la insensibilidad de estas decisiones. En los casi 37 años que varios países se les concedió TPS, DHS no ha preparado adecuadamente para evitar esta secuencia injusta, apurada y sin precedentes de terminaciones de TPS para casi todos los países con esta ayuda. Además, asuntos internacionales, derechos de los refugiados y la seguridad regional negativa afectaría a consecuencia de las actuales políticas contra TPS.

¿Por qué queremos proteger el TPS?

Trabajamos para defender los derechos de los migrantes que ya no pueden volver a sus países de origen. Esta protección es una medida legal y comprobada que permite que los inmigrantes tengan autorización de trabajo y puedan contribuir a la economía, sociedad y cultura de los Estados Unidos. Muchos titulares de TPS viven y trabajan en los Estados Unidos por muchos años, algunos con 20 o más de 30 años en el estado. Tienen familias, muchos tienen niños de ciudadanos estadounidenses (aproximadamente una ratio 1:1 de titulares TPS para los niños de ciudadanos estadounidenses), y son dueños de hogares y negocios. La mayoría no tienen otro alivio de inmigración disponible para ellos, aunque muchos podrían o deberían hayan obtenido asilo o refugio. Familias de TPS no deben ser separadas.

¿Qué queremos decir con residencia ahora?

Reconocemos que el TPS se creó como una solución a corto plazo para problemas complejos, pero lo que trae una comprensión más profunda de las circunstancias de los beneficiarios significa comprender la agitación presente en sus países de origen. La reforma integral de inmigración se ha frustrado a cada paso, dejando a los beneficiarios de TPS en un limbo legal permanente. Los beneficiarios de TPS quieren una solución legislativa que brinde una manera de adaptarse a la residencia permanente para que finalmente puedan salir de una vida en el limbo y puedan participar de manera más completa y segura en sus comunidades. En conjunto, hemos creado Principios Legislativos que impulsan nuestro trabajo y nuestros esfuerzos.

  1. La capacidad de adaptarse al estado de Residente Permanente Legal (LPR).
  2. La capacidad de ajustar el estado sin tener que salir de los EE. UU. Incluso si se ingresa sin inspección.
  3. La inclusión de todas las personas que tenían TPS y originalmente eran elegibles para el programa, incluso si no han seguido manteniendo su registro actual, o si su estado de TPS ha sido revocado.
  4. Un proyecto de ley de TPS “limpio” que no incluye mayores disposiciones de seguridad fronteriza, financiamiento para un muro fronterizo, mayor militarización de las fronteras en otros países, datos biométricos o financiamiento para aumentar la detención y deportación de migrantes y solicitantes de asilo.
    La inclusión de todas las nacionalidades TPS pasadas y presentes, incluidas Guinea, Sierra Leona y Liberia, que han finalizado su estado TPS.
  5. La legislación debe proteger a todos los beneficiarios de TPS de sanciones administrativas u otras restricciones impuestas en países específicos.

Nuestras solicitudes de los miembros del Congreso:

  1. Exigir a la administración que extienda TPS por 18 meses para todos los países con TPS, con énfasis en los plazos de la próxima renovación/terminación.
  2. Patrocinador, legislación de apoyo que otorga la residencia permanente a los beneficiario de TPS.
  3. Reclamar a la administración que cumpla con su promesa y procesé solicitudes de libertad condicional y refugiados del programa de menores no acompañados de Centro América. La mayoría de los solicitantes son los hijos de beneficiarios del TPS.

 

Volver arriba